Blogging tips

JUEGO DE TAPONES SENSORIALES



En la entrada de hoy os voy a enseñar un juego de tapones sensoriales muy fácil de hacer.
Tan solo necesitáis recopilar unos cuantos tapones del mismo tamaño, en mi caso son grandes de la leche la asturiana.
Cada tapón tiene en una de sus caras una textura y un color distinto. Hemos utilizado distintas texturas tanto agradables, como desagradables al tacto. Los materiales elegidos han sido variados: garbanzos, piedras de colores, algodón, corcho, lija, lana, papel de burbujas, fieltro, goma eva, corcho, tela de peluche, cartón ondulado, terciopelo...También se podría utilizar esponja, estropajo o cualquier textura que se os ocurra.

El procedimiento a la hora de realizar los tapones es muy sencillo como podéis observar en las fotos.

Y en algunos casos hemos tenido recurrir a la pistola de silicona para pegar.
Una vez elaborado el material pasamos a utilizarlo. En un primer momento hacemos un reconocimiento de la textura primero con los ojos cerrados, para centrar la atención exclusivamente en el sentido del tacto y posteriormente con los ojos abiertos. 
Comenzamos reconociendo pocas texturas y a medida que las van distinguiendo, vamos ampliando más.
Podemos jugar a encontrar parejas. De entre todos los tapones, deben encontrar los dos tapones que son iguales; lo que estamos haciendo realmente es emparejar, una actividad muy matemática. 
Otra variación es el juego del memory. Ponemos unos pocos tapones mezclados boca abajo y deben levantar dos tapones. Con este juego lo que pretendemos es lograr memorizar la ubicación de las distintas texturas, con el fin de voltear dos tapones que sean idénticos y que formen una pareja.
Hicimos un dominó con una sencilla técnica que consistía en unir dos tapones con un clip.
A los niños les gusta mucho distinguir las diferentes texturas con los ojos cerrados (y ponerse el antifaz tan súper fashion que tenemos), utilizando la bolsa misteriosa, donde metemos los tapones y tienen que encontrar dos iguales, mediante el tacto. 


Tenemos también un tablero con las distintas texturas, y el juego consiste en introducir la mano en la bolsa misteriosa, y elegir un tapón. 

A través del tacto, deben localizar la textura correspondiente en el tablero. Cuando la tengan, deben sacar el tapón para comprobar si han acertado y a la vez van nombrando el material que han elegido.



Con este tipo de juegos, los niños reconocen mediante el sentido del tacto la textura y cualidades de los distintos tapones, es lo que se conoce como el sentido estereognóstico, tan presente en el método montessori. 

En definitiva, se trata de un clásico juego sensorial, que  se puede utilizar tanto de mesa con varios participantes, como para llevarlo en viajes o en tiempos de espera en espacios reducidos. 

Pero esta no es la única actividad que hemos realizado con tapones, si quieres ver como taponeamos no te pierdas esta anterior entrada del blog.


¡Y aprovecho para desearos unas Felices vacaciones de Semana Santa! 
Image and video hosting by TinyPic







En los siguientes links afiliados podéis encontrar materiales que aparecen en la entrada de hoy, si compras a través de ellos, nos generas una pequeña comisión que nos permitirá seguir comprando nuevos materiales para los niños de los soles y recuerda, a ti no te supondrá nada!!





0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!!